Isabel Martín, de la Fundación Pública CENTA; Emilio Camacho, de la Universidad de Córdoba; y Pedro Parias, de Feragua, presentaron las principales conclusiones del proyecto.

La parte central de la jornada consistió en la presentación de las conclusiones y resultados de REUTIVAR, que fueron expuestos por Isabel Martín, de la Fundación Pública CENTA; Emilio Camacho, de la Universidad de Córdoba; y Pedro Parias, de Feragua

Entre las conclusiones generales, se indicó que el riego del olivar con aguas regeneradas en la Comunidad de Regantes de Tintín y sus resultados constituyen un modelo extrapolable al cultivo del olivar en zonas con características similares, integrando un modelo de riego sostenible que integra el uso de aguas regeneradas, el desarrollo de un sistema de fertirriego de precisión y la reutilización de nutrientes contenidos en las aguas regeneradas, según afirmó Isabel Martín. Además, “REUTIVAR puede contribuir a la implementación de los planes hidrológicos de la CHG y la Junta de Andalucía, donde se reservan 20 y 150 hm3, respectivamente, de aguas regeneradas destinadas al riego, siendo un porcentaje muy importante de dicho volumen los que finalmente se destinen a olivar”.

Por su parte, Emilio Camacho presentó el desarrollo de la App Reutivar, elaborada en el marco del proyecto, y que está enfocada a gestionar el riego del agua regenerada para el cultivo del olivar optimizando la eficiencia del uso del agua y de los principales macronutrientes. “Se trata de una aplicación muy versátil, fácil y rápida de instalar y usar, que permite la programación y fertilización óptima con este tipo de agua. Además, integra las ultimas metodologías para programación de riego deficitario y también incluye recomendaciones basadas en datos en abierto”, señaló.

Por último, Pedro Parias hizo balance de cómo surgió el proyecto REUTIVAR, el contexto europeo sobre el uso de las aguas regeneradas para el regadío y la agricultura, y también sobre el sector del olivar, así como las conclusiones generales de su aplicación en las zonas rurales: “Es un proyecto que genera riqueza, crea empleo, mitiga los efectos del cambio climático y ayuda al reto demográfico”, aseguró. Pedro Parias finalizó hablando sobre los servicios de Feragua, que aglutina a más de 120 comunidades de regantes y 300.000 hectáreas, con implantación en todas las cuencas andaluzas, y ofreció su apoyo a todas aquellas comunidades de regantes interesadas en aplicar el uso de aguas regeneradas a sus zonas regables y cultivos.

Para ver un resumen más amplio de las conclusiones, puede consultar la noticia de acceso a los documentos finales del proyecto.